Calmar a las fieras abriendo el corral de la «agenda conservadora»

Actividad de Gozarte-Mysu. Foto @abortolegal

Al inicio del proceso de discusión parlamentaria de la Rendición de Cuentas (RC) el gobierno ha decidido que es el momento de lanzar al ruedo, y a todo vapor, la agenda conservadora que le quita el sueño y la tranquilidad a una coalición débilmente amalgamada. Varios grupos, en el borde y desde dentro de la coalición, tironean al gobierno para que profundice el desarme de la «agenda de derechos», y tal parece que llegó su cuarto de hora.

Recordemos, antes de seguir con el argumento, que esta es, en la práctica, la última Rendición de Cuentas que puede tener incrementos presupuestales y creación de cargos1, por lo tanto, es un hito importante para el gobierno y sus objetivos en materia de políticas, pero también lo es para el componente presupuestal de negociación política al interior de la coalición. Es que este tipo de leyes cumplen con al menos dos objetivos relevantes, por un lado -el más importante- distribuyen recursos (o quitan) para cumplir con objetivos políticos de la administración. Por otra parte, la RC sirve para asignar recursos como mecanismo de favorecer o perjudicar a los responsables políticos al frente de los ministerios u otros organismos, lo que para una coalición que se precisa unida, pero que se banca poco, es de la mayor relevancia.

Es en estas circunstancias que el oficialismo abrió la portera para que muchas de las propuestas más conservadoras, que dormían en Comisión, salgan de su letargo y se pongan arriba de la mesa. Varias de estas iniciativas no lograban acuerdo entre los propios legisladores de la coalición. Algunas por matices, pero otras por diferencias importantes.

Con esta estampida provocada, el gobierno apuesta a una estrategia de “empañamiento mutuo”. Por un lado, las insuficientes medidas y las propuestas negativas de la RC van a tener como distractor a esta agenda conservadora. Por el otro lado, las negociaciones de la RC servirán también para la negociación de esta agenda al interior de los partidos que integran la coalición. Así que, una vez más, estamos ante el desafío de sostener la atención política sobre todas las acciones de gobierno y cuidando de no entrar en su estrategia “distractora”.

La agenda conservadora.

La primera piedra fue la habilitación de la minuta de comunicación propuesta por Cabildo Abierto. Con esto la coalición, aún con discrepancias (y por gentileza parlamentaria, según declaraciones) le hizo asumir al Senado de la República de nuestro país, que el aumento de la natalidad es de interés general. Esto representa un caballo de Troya, que será utilizado sin duda para atacar políticas vigentes o alguna iniciativa que se vincule con el reconocimiento de derechos, y en particular de los Derechos Sexuales y Reproductivos.

También en estas horas se acelera en la Comisión de Diputados la discusión sobre “gestación subrogada”. Este proyecto enfrenta dentro de la propia coalición grandes diferencias. Se cuelan en el debate posiciones de distintas congregaciones religiosas, que se cruzan incluso dentro de un mismo partido. A la interna del Partido Nacional hay diferencias fuertes, y también con el único representante del Partido de la Gente. El PC y CA aún no emiten opinión, es que tampoco quieren exponerse a crear frenos cruzados con sus otras iniciativas. El riesgo de abrir un mercado aberrante es central en este debate.

Por último, resalta proyecto de “corresponsabilidad en la crianza”,que dormía y despertó abruptamente. Aquí existían diferencias sustantivas, principalmente entre el Partido Nacional y Cabildo Abierto -que puso este tema como prioritario en su agenda parlamentaria para esta legislatura-, aunque también desde el PC se habían esgrimido diferencias. Según se supo han llegado a un acuerdo entre los partidos de coalición para darle trámite de emergencia al proyecto. Esta iniciativa retrocede en derechos y expone a los niños y niñas a importantes niveles de vulnerabilidad, fundamentalmente a quienes han sido víctimas de abuso.

Todos estos proyectos comparten, por lo bajo, ideas que son difíciles de asumir públicamente por varios actores. Tienen que ver con desconocer en particular la violencia basada en género como condición estructurante y más genéricamente los derechos de las mujeres y de los niños y niñas. Insistir con el mandato y la obligación de las mujeres a parir, y presentar a los hombres adultos como víctimas al punto de habilitar que los niños deban pasar tiempo con sus agresores. Además, tampoco quedan fuera de la moda ultra neoliberal que escala posiciones en la góndola de la derecha global que procura mercantilizar y liberalizar absolutamente todo al punto de plantear liberar el mercado de órganos (como hizo Milei).

El gobierno precisa responder a los sectores más conservadores de su base social (también en disputa entre los diferentes partidos), y esa lucha se cobra víctimas reales y legales. Las mujeres y los niños y niñas parecen ser las principales víctimas de esta agenda patriarcal y adultocéntrica, y de paso golpea los avances en derechos desde la Convención sobre los Derechos del Niño hasta la ley de Violencia hacia las mujeres basada en género.

La agenda conservadora debe ser confrontada junto con los fríos e inhumanos números de la Rendición, porque (y no en el fondo) son parte del mismo proyecto. El tren fantasma abrió sus puertas y hacerse los distraídos no atenúa las responsabilidades.

Notas

1- El artículo 229 de la Constitución indica que no se pueden «aprobar presupuestos, crear cargos, determinar aumentos de sueldos y pasividades, ni aprobar aumentos en las Partidas de Jornales y Contrataciones en los doce meses anteriores a la fecha de las elecciones ordinarias».

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s